Top
La gestión de riesgos
Gestión de riesgos
Criptomoneda
07.09.2021
Updated 18.02.2022
14:26

¡La regla más importante en la vida es la capacidad de gestionar los riesgos!

Una guía para principiantes.

En la vida cotidiana, estamos constantemente gestionando riesgos, ya sea conducir un automóvil, asegurar nuestra propia vida o propiedad, a veces en el proceso de tratamiento. Todo se reduce a una regla simple: hay que  poder evaluar los riesgos y responder a ellos de manera oportuna.

Muy a menudo, al realizar las tareas diarias, las gestionamos de forma inconsciente. Pero en tales  áreas como los mercados financieros y la gestión de su propio negocio la evaluación de riesgos es un componente importante.

Cuando se trata de la economía, todo se reduce a ciertas reglas que las empresas o los inversores deben seguir estrictamente para manejar los riesgos financieros. De hecho, es común a todo tipo de negocios.

Si hablamos de inversores y traders, el sistema de gestión de activos incluye varias clases de activos: acciones, criptomonedas, índices, Forex y bienes raíces.

Los riesgos se clasifican de diferentes formas. De esto se trata en  este artículo. Veamos cómo se ve el proceso de gestión de riesgos, así como algunas estrategias para comprender exactamente cómo se pueden reducir.

¿ CÓMO FUNCIONA LA GESTIÓN DE RIESGOS? 

Hay cinco pasos.

Para hacer esto, hay que:

  1. identificar objetos de riesgo;
  2. identificar los riesgos en sí mismos;
  3. evaluarlos;
  4. construir una estrategia;
  5. observarlos;

Las situaciones son diferentes, por lo que los pasos pueden cambiar.

LA IDENTIFICACIÓN DE OBJETOS DE RIESGO

En nuestro artículo, este es el paso número uno y significa que debe decidir los objetivos principales. A menudo ellos (metas) se refieren al riesgo de la empresa o persona. En palabras simples, esto significa exactamente qué riesgo están dispuestos a correr para lograr su objetivo.

LA IDENTIFICACIÓN DE RIESGO

Este es el segundo paso y es importante identificar los riesgos potenciales. El propósito de todo esto es enumerar todos los eventos potenciales que pueden causar impactos negativos. Si hablamos de negocios, también se agrega un análisis en profundidad, que no está relacionado con los riesgos financieros.

LA EVALUACIÓN DE RIESGOS 

Este es el siguiente paso e implica evaluar la frecuencia con la que pueden ocurrir los riesgos y la gravedad de sus consecuencias. Los riesgos se clasifican según su importancia y se toman las medidas adecuadas en consecuencia.

LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ESTRATEGIA 

El cuarto paso es dar respuesta a cada tipo de riesgo, en función de su importancia. Aquí se toman las medidas que son necesarias en caso de realización del mercado.

LA OBSERVACIÓN

Este es el quinto paso en una estrategia de gestión de riesgos. Es importante monitorear la efectividad de la respuesta a los eventos. Al mismo tiempo, a menudo es necesario recopilar y analizar datos de forma continua.

LA GESTIÓN DE RIESGOS FINANCIEROS 

Hay una serie de razones por las que una estrategia o configuración comercial puede fallar.

Por ejemplo:

Muchos participantes del mercado financiero estarán de acuerdo en que si existe una estrategia competente, aumentará significativamente las posibilidades de contribución y éxito. En la práctica, esto no parece tan difícil, solo necesita establecer Take-Profit o Stop-Loss.

La estrategia correcta y confiable proporciona un número claro de movimientos posibles, lo que permite al comerciante prepararse para todas las situaciones que puedan ocurrir con él.
Como dijimos anteriormente, hay muchas formas de gestionar los riesgos. Idealmente, la estrategia debe revisarse y adaptarse constantemente al mercado.

A continuación, se muestran algunos ejemplos de riesgos financieros y cómo se pueden mitigar.

El riesgo de mercado

Puede reducirse colocando una orden Stop-Loss para cada operación. De esta forma, las posiciones se cerrarán automáticamente antes de que incurran en grandes pérdidas.

El riesgo de liquidez

Si se opera en mercados con alta actividad, se puede mitigar el riesgo, porque cuanto mayor sea  la capitalización de activos, mayor será  la liquidez.

El riesgo crediticio

Puede reducirse si opera en intercambios confiables. Gracias a esto, los prestatarios y prestamistas (compradores y vendedores) no pueden preocuparse por la buena fe de los demás.

El riesgo operacional

Los inversores tienen la oportunidad de reducirlo diversificando la cartera, lo que reduce las posibles consecuencias negativas de la empresa o proyecto. Además, existe la oportunidad de analizar el mercado y encontrar empresas que sean menos propensas a sufrir interrupciones.

El riesgo sistémico

Puede reducirse mediante la diversificación de la cartera. Sin embargo, en este caso debería haber proyectos con varios productos o debería haber empresas donde las esferas de actividad no se crucen. Especialmente vale la pena prestar atención a su baja correlación.

LA CONCLUSIÓN 

Los inversores y comerciantes deben trabajar en la gestión de riesgos antes de abrir una posición o asignar capital. Y también es necesario comprender que no se pueden excluir riesgos completamente financieros.

Gestionar los riesgos no solo significa reducirlos. También implica la presencia de un pensamiento estratégico, que le permite utilizar eficazmente los riesgos inevitables.

En palabras simples, gestionar los riesgos significa poder identificarlos, evaluarlos y rastrearlos, de acuerdo con la estrategia y el contexto. Y como usted entiende, es necesario para determinar cuál es el más rentable.